Uñas débiles y quebradizas como evitarlas. Las uñas quebradizas son aquellas que son tan frágiles que se rompen a menudo o se abren en capas. Suelen ser muy delgadas y poco resistentes.

Causas de las uñas quebradizas y débiles

Con muchas las causas que pueden influir en la aparición de las uñas quebradizas.

Una alimentación inadecuada: si tenemos una alimentación deficiente en vitaminas A y B, así como baja en hierro, cinc o calcio puede influir no solo en nuestra salud sino también en la salud de nuestras uñas.

Uñas débiles y quebradizas como evitarlas

Uñas débiles y quebradizas como evitarlas

Padecer alguna enfermedad: padecer de alguna enfermedad como la anemia, alteraciones renales o hepáticas, pueden afectar nuestras uñas volviéndolas  mucho más frágiles y quebradizas de lo normal.

La acción de agentes externos: el tener contacto con algunos productos de limpieza, como los detergentes, productos químicos, puede influir en la salud y estado de nuestras uñas.

Falta de nutrientes: la falta de calcio, zinc y sílice influye mucho en nuestras uñas.
Sufrir algún tipo de infección en los dedos: por ejemplo una infección por hongos afectará a la salud y dureza de nuestras uñas.

Consejos para evitar tener uñas quebradizas y débiles

Estos son algunos consejos que nos ayudarán a tener unas uñas más sanas y fuertes:

  • Fijarnos en la composición de los productos que usamos para nuestras uñas pues algunos pueden tener componentes que las perjudican.
  • Una alimentación sana y equilibrada es muy necesaria e influirá en el buen estado de salud de nuestras uñas.
  • Mantener una buena higiene de nuestras uñas cortándolas con frecuencia y limpiándolas todos los días.
  • Usar una crema protectora de manos y uñas.
  • Protegerlas con guantes cuando tengamos que usar productos que las pueden perjudicar.
  • No tenerlas demasiado tiempo dentro del agua.
  • No usar esmaltes ni limarlas mientras estén enfermas.
  • Remedios naturales para las uñas quebradizas y débiles
  • A continuación relacionamos algunos remedios del saber popular para conseguir que las uñas quebradizas o frágiles recuperen su salud y luzcan estupendas.

Infusiones de cola de caballo: aportará a nuestro organismo minerales que nos ayudarán a fortalecer nuestras uñas. Preparar una infusión con una cucharadita de cola de caballo en una taza de agua y tomar una al día. También se puede tomar en extracto: añadir 15 gotas a un vaso de agua o zumo y tomar dos veces al día.

Infusiones de raíz de bardana, diente de león y centella asiática: son plantas que nos aportarán minerales. Podemos preparar la infusión con una mezcla de las tres plantas o con una sola. Tomar un par de veces al día.

Aceite de oliva: dará humectación y dureza a las uñas. Debemos calentar, muy poco, el aceite y añadirle unas gotas de limón. Debemos poner las uñas en remojo durante unos cinco minutos y al retirarlas, sin enjuagarlas, las pondremos dentro de unos guantes de algodón que dejaremos puestos toda la noche.

Cebolla: hay que cortar la cebolla por la mitad y clavar las uñas en ella durante cinco minutos, no se deben enjuagar las manos, mejor dejarlas secar al aire. Los resultados obtenidos son muy buenos.

Ricino: poner las uñas dentro de aceite de ricino durante unos ocho minutos todos los días, los resultados os sorprenderán.
Vinagre de sidra de manzana: bañar las uñas en este vinagre todos los días hasta conseguir los resultados perseguidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*