Tonifica tus piernas mientras estas sentada. Si eres de las personas que pasa la mayor parte del día sentada. Te sientas para comer, para manejar tu vehículo, para ver la televisión, cuando estas frente al computador y para casi todas las actividades diarias y además cuando estás trabajando, entonces llevas una vida demasiado sedentaria. Debes saber que existen muchos ejercicios que puedes realizar desde tu escritorio mientras estas sentado para endurecer tus piernas.

Puedes empezar con ejercicios sencillos como elevar los talones , así trabajarás tobillos y pantorrillas, puedes colocar un poco de peso sobre los muslos mientras se flexionan las piernas. después colocas los pies en puntillas y realiza un sostenimiento, puedes hacer 5 series de 30 segundos cada una.

Tonifica tus piernas mientras estas sentada

Tonifica tus piernas mientras estas sentada

Pasos

Eleva los talones, esto te ayudará a tonificar tus tobillos, pantorrillas y pierna baja

  • Siéntate con tu espalda derecha y posiciona tus pies en el piso enfrente de ti.
  • Levanta tus talones del piso mientras mantienes los dedos de los pies tocando el piso. Mantén la posición unos cuantos segundos luego bájalos y repite.
  • Coloca un poco de revistas, algunos libros, tus portafolios, o cualquier cosa que tengas en tu regazo para agregar resistencia.
  • Aumenta la cantidad de peso y el número de repeticiones cuando sientas que el ejercicio es muy fácil.

Trata de hacer el mismo ejercicio al revés, conocido como levantamiento de dedos de los pies

  • Mantén tus talones en el piso esta vez mientras levantas los dedos de los pies.

Tonifica tus músculos con extensiones de piernas

  • Siéntate recta en tu silla y extiende ambas piernas enfrente de ti. Mantén la extensión por unos minutos luego suelta y repite.
  • Pon tus pies debajo del asiento de la silla enfrente de ti si estás haciendo este ejercicio en un teatro, auditorio, o mientras vas en el transporte público, o en algún otro lugar en donde haya un lugar para colgar tus pies. Levanta tus piernas agregando resistencia con lo que tienes debajo de tus pies.

Incrementa el grado de dificultad de la extensión de tu pierna agregando pasos extras

  • Siéntate a la orilla de la silla. Dobla una rodilla y extiende la otra pierna. Haz de 3 a 5 círculos con tu pierna extendida y luego repite los círculos con la misma pierna girando en dirección contraria. Repite el ejercicio con la otra pierna.
  • Mientras estas sentado en la misma posición con la otra pierna doblada, extiende tu pierna y con tus dedos en puntillas dibuja las letras del alfabeto en el piso con tus dedos de los pies. Después de terminar el alfabeto con una pierna, repítelo con la otra.

Estira y tonifica tus muslos internos

  • Siéntate en tu silla con ambos pies en el piso y coloca una toalla, una almohada pequeña, suéter, o un objeto similar en el piso en medio de tus pies.
  • Levanta el objeto del piso con tus pies. Haz el ejercicio más retador apretando tus muslos juntos al mismo tiempo.
  • Coloca el objeto en medio de tus rodillas y repite el levantamiento y apretando al mismo tiempo. Aumenta las repeticiones si el ejercicio es muy fácil.

Estira tus muslos y tonifica la parte de atrás de tus piernas levantando tus rodillas

  • Siéntate en tu silla con ambos pies en el piso. Levanta una rodilla lo más alto que puedas, haciendo los dedos de los pies en puntillas sobre el piso mientras levantas. Baja tu pierna al piso, descansa y repite en la misma pierna de 5 a 10 veces.

Agrega variedad de ejercicios a tu pierna

  • Siéntate a la orilla de tu silla y da pataditas al aire. Hazlo lo más fuerte que puedas, levantando al aire mientras pateas. Sostente al lado de los brazos de la silla para adquirir balance. Repite de 5 a 10 veces, luego cambia de piernas.
  • Extiende completamente ambas piernas en el aire y crúzalas. Cruza las piernas y luego sepáralas. Mantén tus piernas en el aire mientras las cruzas nuevamente con la pierna opuesta encima. Sepáralas y luego baja ambas piernas al piso. Aumenta la dificultad del ejercicio aumentando el número de repeticiones mientras descansas.
  • Vuelve a repetir el ejercicio de cruzar y separar, esta vez manteniendo tus pies en el piso en vez de cruzar las piernas en el aire.

Consejos

Las sillas de hacer ejercicio se están volviendo bien populares porque son fáciles de hacer, toma algunos minutos y puedes hacer los ejercicios en toda parte.
Los estudios sugieren que los beneficios de salud que se adquieren por medio de las sillas de hacer ejercicio no incluyen la tonificación de músculos o el estiramiento de músculos, tampoco alivia el dolor o aumenta la circulación. En adición puedes hacer los ejercicios para piernas antes mencionados ya que beneficiaran otras partes de tu cuerpo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*