Productos y bebidas light son peligrosos para la salud

Seguramente eres una de las tantas persona que piensa que estás tomando una opción más saludable al optar por consumir bebidas gaseosas dietéticas vez de las bebidas comunes.

Las campañas publicitarias han universalizado el concepto conocido como “libre de azúcar” haciéndola la alternativa saludable, sin embargo la verdad es otra, pues los edulcorantes químicos que se usan para endulzar los populares productos “diet” están bastante alejados de ser productos beneficiosos para la salud.

A pesar de que los fabricantes continúan asegurando que el edulcorante aspartamo (o aspartame) es seguro y no dañino para el consumo humano, existen varios estudios que a lo largo de los años que demuestran que consumir el aspartame está íntimamente ligado a dolores de cabeza, migrañas, mareos, osteoporosis, tumores, e inclusive el temido cáncer.

Recientemente la FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos) de los EE.UU. hizo pública una lista de 92 síntomas comunes atribuidos al consumo de aspartame.

A pesar de sus efectos secundarios, el aspartame fue aprobado para su uso en 1981 y aún continúa siéndolo hoy en día.

Irónicamente, el aspartame no fue probado en seres humanos antes de su aprobación.

Actualmente su uso en más de 6.000 productos ha convertido a 300 millones de personas en conejillos de indias sin saberlo, en un gran experimento que lleva más de 30 años en vigencia.

Hace poco una médica pediatra del Hospital de Niños de Buenos Aires me comentaba que en los últimos 15 años habían observado la aparición de una patología insólita en niños: la osteoporosis.

Puestos a investigar las causas posibles descubrieron que el principal responsable era el consumo de aspartame, o “Nutrasweet” como se lo llama comercialmente aquí.

Muchas madres honestamente preocupadas por la ingesta de comida chatarra que no podían evitar en sus hijos, en su buena fe intentaban balancear esas caloría de más proveyéndoles regularmente alimentos “ligth” como yogures, flanes y gaseosas diet, logrando como resultado más obesidad y osteoporosis.

Y es que como si los efectos secundarios de los productos dietéticos fueran poco, consumir los llamados alimentos light es la mejor manera de aumentar de peso.

Las investigaciones sobre el aspartamo han puesto de manifiesto que en realidad aumenta el riesgo de aumentar el peso corporal.

Al ser 200 veces más dulce que el azúcar, el aspartamo pareciera en principio la respuesta perfecta para una dieta, ya que contiene pocas calorías mientras que endulza al igual que el azúcar.

Pero desafortunadamente la fenilalanina y el ácido aspártico -sus principales componentes- desencadenan la liberación de insulina y leptinas que son hormonas estimulantes del almacenamiento de grasa corporal.

Por otra parte, grandes dosis de fenilalanina hacen descender los niveles de serotonina con su consecuente aumento del deseo de consumir más alimentos.

Dado que los edulcorantes artificiales estimulan las papilas gustativas, afectan al gusto y las vías de placer del cerebro, y más que saciar lo que hacen es activar las regiones del cerebro relacionadas con el placer, demostrando ser contraproducentes respecto a reprimir los deseos de consumir azúcar.

En el libro Yale Journal of Biology and Medicine, el investigador Yang Qing, del Departamento de Biología Molecular, Desarrollo Biológico y Celular de EE UU, encontró que los edulcorantes artificiales provocan más un aumento que una pérdida de peso.

Por otro lado el aspartamo es muy adictivo. La fenilalanina y el metanol aumentan los niveles de dopamina en el cerebro, llegando a niveles muy altos. Esto provoca adicción, que se ve agravada por la liberación de alcohol metílico o metanol, que es considerado un narcótico.

Teniendo esto en cuenta sería conveniente reconsiderar los “beneficios” que le aporta el aspartamo a su salud.

Productos que contienen aspartamo

  • Gaseosas dietéticas
  • Yogures
  • Goma de mascar – Chicle
  • Salsas de cocina
  • Papas fritas envasadas
  • Edulcorantes de mesa
  • Jugos en polvo
  • Aguas saborizadas
  • Todos los productos catalogados “sin azúcar”
  • Cereales

Los productos anteriormente mencionados son populares y sólo algunos de los muchos que contienen aspartamo.

A pesar de los informes de aumento de la toxicidad del aspartame, ninguna restricción oficial para su uso, ni legislación prohibitiva de los principales organismos reguladores en todo el mundo aparece.

Sólo podemos protegernos a nosotros mismos haciendo una elección consciente para comprobar la etiqueta de cada producto que compramos en el supermercado.

Si Usted tiene datos demostrables respecto a aspartamo, hágalos conocer.

Ninguna oficina gubernamental lo hará por Usted.

Fuente: naturalnews

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*