Pechos firmes con rutina de ejercicios sencillos. En los últimos años, la cirugía estética se ha convertido en la manera favorita de muchas mujeres para reafirmar esa zona que mucho llama la atención de los varones, los pechos. Sin embargo tener unos pechos firmes puede lograrse realizando una serie de ejercicios, con una buena rutina puedes conseguir muy buenos resultados en tan sola un par de semanas.

Uno de los principales motivos por los que se caen los senos es debido a que los pectorales, que son los músculos ubicados debajo, han perdido la fuerza suficiente y se contraen, lo cual le otorga a los pechos apariencia caída.

Pechos firmes con rutina de ejercicios sencillos

 

No es común que las mujeres se preocupen por tonificar la zona pectoral y piensan que la cirugía es la única forma de darle solución a este problema.

Pero existe otra manera, y es realizando una serie de ejercicios sencillos de tonificación.

Esta rutina no te quitará demasiado tiempo y solo es necesario un par de mancuernas o pesas de un peso máximo de dos kilos. Si no cuentas con ellas puedes utilizar una bolsa de arroz cualquiera en cada mano.

Respirar de manera correcta es muy importante para obtener el beneficio y no  causarte lesiones en la zona abdominal, debes exhalar al momento de hacer fuerza e inhalar cuando relajes.

La manera de hacerlos, es hacer uno por cada día durante la primera semana, en la segunda y tercera, realízalos durante cinco días, luego hácelos todos los días hasta alcanzar los resultados deseados, y finalmente, para mantener el estado, hácelos de tres a cuatro días por semana.

Estos son los tres ejercicios que te permitirán levantar tus pechos

El primero consiste en realizar una serie de lagartijas o flexiones de brazos manteniendo las rodillas sobre el suelo. Para esto, apoya tus manos en el piso con una separación que sea la misma de tus hombros o un poco mas, y mantén tus rodillas juntas en el suelo, pero mas allá de tu cintura. Baja flexionando los brazos hasta casi llegar abajo y luego levanta para volver a la posición en que comienzas.
Debes realizar de cuatro a diez repeticiones durante la primera semana, de once a catorce durante las semanas dos y tres, luego, desde la cuarta, realiza de quince a veinte repeticiones.

El segundo ejercicio consiste en realizar apertura con los pesos o las mancuernas
Tiéndete sobre el suelo y flexiona las rodillas separando los pies un poco para no perder la estabilidad y no te balancees hacia los lados. Estira tus brazos sobre tu cabeza con una mancuerna en cada mano y separa los brazos despacio hasta casi tocar el piso con las mancuernas, hacelo lentamente, de manera que sientas el esfuerzo en tu pecho. Luego, vuelve a juntar los brazos sobre tu cabeza.
Realiza diez a quince repeticiones durante la primera semana, de 16 a 20 durante la segunda y tercera semana, para la tercera, debes hacer entre 21 y 25 repeticiones.

Para realizar el tercer ejercicio, tiéndete sobre el suelo con las rodillas flexionadas y las manos juntas tras la nuca con los codos separados. Luego flexiona el vientre, como si hicieras abdominales, pero llevando cada codo hacia la rodilla opuesta, sin tocarla. Vuelve a bajar y alterna con el otro codo y la otra rodilla.
Realiza diez a quince veces durante la primera semana, 16 a 20 durante la segunda y tercera, y 21 a 25 repeticiones para la cuarta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*