Como maquillarse para ir a la universidad

Cuando se está en la universidad, siempre se está con el tiempo muy medido, entre clases, exámenes y sumándole aún el cansancio por las malas noches, que muchas veces nos levantamos, solo con tiempo de bañarnos, beber algo e irnos a clases. Pero todo eso se vuelve muy rutinario y la apariencia se vuelve aburrida y muchas veces hasta cansada para las mismas chicas de tanto verse igual, sin pensar que con un poco de maquillaje podrían deslumbrar y dejar boquiabierto a más de uno.

Querer verse naturales no quiere decir que tengan prohibido el maquillaje. Al contrario, la web está llena de consejos para que podamos lucir frescas y radiantes, con muy poquita pintura. La gracia está en saber dónde y cómo colocarla.

Lo primero y más importante, es tener una buena piel. Y eso no es ningún secreto: se consigue con una rutina de limpieza e hidratación diaria. Busca productos adaptados a tus necesidades y no escatimes en gastos, porque tu piel lo agradecerá. Crema hidratante antes de maquillarnos y desmaquillarse antes de dormir son pasos claves para conseguir una piel equilibrada y bonita.

Aplica una pequeña cantidad  corrector con un pincel plano y ligeramente redondeado en ojeras y zonas rojizas. Con la yema de los dedos fúndelo con tu piel.

Usa una base de maquillaje de textura ligera y del mismo color que tu piel, los tonos más oscuros crearán efecto “máscara”. Acostumbrarse a aplicarla con brocha puede parecer complicado al principio, pero cuando te acostumbres, te maravillarás con los resultados. Después, aplica polvos sueltos o matificantes para fijar el maquillaje, que sean traslúcidos o del mismo tono que tu piel.

Un poco de colorete en tonos rosas alegrarán el aspecto general de tu cara sin recargar el maquillaje. Sonríe y aplícalos en las mejillas y los pómulos. ¡Difumina bien! Aplica un poco de colorete también en el párpado fijo.

Para mí, el rimmel y el lapiz de ojos son básicos y favorecen a todo el mundo. Si no te atreves con tonos negros para el día, prueba con un rimmel marrón o trasparente para definirlas y abrir la mirada.

Sólo falta un ligero toque de color en los labios (puede ser gloss o pintalabios, en un tono rosa o melocotón) y ¡lista para salir!.

Fuente: campusfashion.wordpress.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*