Cómo tener las manos y uñas bien cuidadas

Las manos son las herramientas escenciales de nuestra actividad diaria. Es la parte del cuerpo que se lava con más constante, pero sin tener en cuenta que el exceso de agua y de jabón que se utiliza para su lavado es malo porque están menos lubricadas por las glándulas sebáceas y sudoríparas que el resto del cuerpo. Aunque muchas veces no se las trata adecuadamente.

Para mantenerlas bien cuidadas hay que dedicarles, al menos, media hora a la semana siguiendo cuatro hábitos fundamentales:

  • Es muy importante una buena higiene, pero no excesiva, utilizando jabones que suavicen la piel formulados a base de miel, lanolina y vitaminas. Hay que evitar los muy alcaninos y con mucho detergente.
  • Mantener la piel hidratada. Después del lavado hay que hidratar la piel con cremas o fluidos hidratantes, aplicándolos desde la punta de los dedos hasta el antebrazo, lo que facilita también la circulación sanguínea.
  • Si la piel es extremadamente áspera, se puede recurrir a las mascarillas para hidratar, tonificar y nutrirla.
  • Para solucionar el problema de las manchas oscuras es conveniente utilizar productos que contengan extractos de ácidos de frutas que actúan exfoliando la piel y favoreciendo su renovación.

Cuidar las uñas también es fundamental para lucir unas manos bonitas. Las lacas de las principales firmas de cosmética consiguen dar un protagonismo especial a esta parte del cuerpo. No obstante, a la hora de pintar tus uñas debes seguir unos consejos para mantenerlas perfectas:

  • Limpiarlas con una esponja suave para asegurarse de que no quedan restos del esmalte anterior y secarlas con un pañuelo de papel.
  • Limar las asperezas desde los laterales al centro, siempre en el mismo sentido.
  • No limar la superficie de la uña porque puede debilitarse y romperse con facilidad.
  • En caso de que no quiera cortarse la cutícula, retirarla hacia abajo con un palito de naranjo. A continuación, humedecerlas y retirar los restos que queden.
  • Mezclar sal gorda o azúcar moreno con crema hidratante y masajear la mano para exfoliarla.
  • Antes de pintar las uñas, se puede aplicar en las manos una mascarilla hidratante.
  • Es importante asegurarse de que la laca esté completamente mezclada.
  • El pincel debe estar en perfecto estado para lograr un acabado perfecto.
  • A la hora de pintarlas, colocar el pincel en el centro de la uña y extenderlo por la superficie hacia fuera y luego hacia dentro en dirección a la cutícula.
  • Después de dos minutos, aplicar una segunda capa y reforzar el color de los laterales de la uña.

 Fuente: mundobelleza.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*