Divorcio desde la perspectiva de los niños

Cuando los integrantes del matrimonio deciden que ya no pueden continuar viviendo juntos y ya no desean estar casados, optan por el divorcio, llegando a un acuerdo firman ciertos papeles con validez legal que les permiten recuperar su soltería si lo desean pueden casarse con otras personas.

Aunque en teoría puede parecer sencillo, no resulta fácil para una pareja decidir finalizar un matrimonio. Muy a menudo antes de decidir divorciarse, la pareja se toma un tiempo para intentar resolver los problemas existentes.

Pero si los problemas no tienen solución, la pareja decide que el divorcio es la mejor solución.

Muchos especialistas de niños consideran que un divorcio mal manejado es similar a un cataclismo emocional para los pequeños. Uno de los síntomas más usuales es la tristeza, y en algunos puede durar años.

El niño se siente atrapado entre dos afectos. Por un lado, es consciente de que esta separación traerá calma pues dejará de ver pelear a sus padres, incluso hay hijos que llegan a entender ciertas ventajas de tener dos casas. Sin embargo, al lado de estos sentimientos y de esta conciencia están los recuerdos. El niño sueña con la posibilidad de que sus dos seres tan amados se vuelvan a unir, y muchas veces cae en contradicciones pues enfrenta sentimientos ambivalentes frente a la nueva situación que se le presenta.

Sin lugar a dudas, el divorcio impacta a los niños, sin embargo, hay varias razones que se deben tomar en cuenta antes de seguir en un matrimonio tortuoso sólo por evitar el sufrimiento de los pequeños. Es un hecho que:

  • La violencia familiar y el abuso son más dañinos a los niños que el divorcio
  • Los niños en familias intactas con altos niveles de conflicto sufren más que los niños de familias divorciadas en las cuales no hay mucho conflicto
  • La calidad y cantidad del impacto del divorcio en los niños depende de: la cantidad y el tono del contacto con el padre con quien no convive, el nivel de ajuste psicológico y el apoyo del padre con quien convive, las destrezas de crianza de niños que tengan los padres, el nivel de conflicto entre los padres antes y después del divorcio, el grado de problemas económicos que afecten a los niños, el número de eventos estresantes que acompañan y siguen al divorcio (mudanza, cambios de escuela, segundos matrimonios de los padres)
  • Gran parte del impacto depende de cuán bien los padres son capaces de manejar el estrés relacionado con el divorcio
  • Los niños sufren menos cuando los padres cooperan por su bien
  • Los niños sufren más cuando uno o ambos padres abandonan las responsabilidades de la crianza de los niños

Es difícil y toma tiempo: El ajuste de los niños al divorcio envuelve varias tareas importantes y complejas

  • Aceptar la disolución del matrimonio como una realidad
  • Recuperar un sentido de dirección y libertad de proseguir con sus actividades diarias (juego, escuela)
  • Lidiar con los sentimientos de pérdida y rechazo
  • Perdonar a los padres por divorciarse
  • Aceptar el divorcio como algo permanente
  • Desarrollar relaciones (con cada padre por separado, padrastros, madrastras, hermanastros, otros familiares)

El Divorcio desde la Perspectiva de los Niños

La reacción de cada niño al divorcio de sus padres depende de su nivel de desarrollo, su personalidad y temperamento, sus estilos de aprendizaje, sus fortalezas y debilidades particulares, y sus necesidades únicas.

Pensamientos:

  • Simples- piensan en blanco y negro, que las cosas son buenas, o malas
  • Mágicos- sienten que sus pensamientos causan los eventos
  • Literales- ¿En verdad echaron a papa de la casa? ¿Otro hombre se robó a mi mama? ¿Es la novia de papá una bruja?
  • Recuerdos- felices y tristes
  • Quieren creer que fueron concebidos por amor, con esperanzas de formar una familia feliz
  • Desean que papá y mamá se lleven bien y se reconcilien

Sentimientos:

  • Tristeza, soledad, sentirse rechazados- Extraño… Ya no les importo…
  • Ira, irritabilidad- No es justo, no me gusta, lo odio, no quiero ir de un lugar a otro…
  • Preocupación, inseguridad, vulnerabilidad, temor- ¿Qué va a pasar? ¿Qué tal si…? Me preocupa…
  • Culpa- Si tan sólo yo hubiera…
  • Vergüenza, pena- No quiero que la gente sepa…
  • Celos, culpar a otros- Si no fuera por…
  • Confusión- No entiendo…
  • Alivio- Por lo menos ahora…
  • Embotamiento- No siento nada. Nada me importa.

Preguntas:

¿Por qué?
¿Es mi culpa?
¿Qué tal si los dos me dejan?
¿Qué va a pasar conmigo ahora?
¿Qué va a pasar ahora?
¿Qué se supone que haga yo?
¿Puedo arreglar esto?
¿De qué lado estoy?
¿Cuándo me voy a sentir mejor?
¿Cuándo se mejorarán las cosas?
¿Se normalizarán las cosas algún día?

Ayuda para las Familias Divorciadas

Apoyo

  • Familiares
  • Apoyo religioso y espiritual
  • Grupos de sostén

Educación y tratamiento

  • Enfoque en los niños (psicólogos, terapeutas, consejeros)
  • Psicoterapia y consejería individual y grupal
  • A través del habla, el juego, el arte, y actividades psico-educativas, los niños comparten experiencias, reciben apoyo, y aprenden destrezas de lidiar y resolver problemas
  • Enfoque en los padres y en la familia (psicólogos, terapeutas, consejeros)
  • Psicoterapia y consejería con los padres, con toda la familia, programas
  • educacionales, clases sobre la crianza de los niños
  • Intervenciones educativas y terapéuticas para mejorar las destrezas de comunicación y resolución de conflictos
  • Enfoque médico (pediatras, psiquiatras)
  • Medicinas para tratar depresiones y ansiedades incapacitantes

Ideas para Padres Divorciados

  • “Un buen divorcio es preferible a un mal matrimonio”. Es importante comprometerse a hacer las cosas mejor de lo que se hicieron durante el matrimonio…
  • La opción de disolver la familia tradicional es preferible a enseñar mediante el ejemplo cómo vivir sin amor, respeto, honestidad y en conflictos continuos…
  • El divorcio de por sí no necesariamente tiene que afectar a los niños negativamente si los padres deciden que en todas las decisiones van a tomar en cuenta EL BIENESTAR DE LOS NIÑOS primero…
  • Preparación para todas las transiciones es importante: explicar detalles/planes/el hecho de que la separación de los padres NO ES SU culpa…
  • PLAN específico para mantener el contacto regular con ambos padres es crucial, excepto en los casos de violencia doméstica/abuso corporal, sexual, emocional…
  • Evitar discusiones de temas de adultos en presencia de los niños; no es importante que sepan todos los detalles de lo que llevó a la separación; según crezcan, irán preguntando y podrán procesar la información con menos dificultades…
  • Los ex-esposos deben trabajar en cómo desarrollar una mejor comunicación con respecto a todo lo que concierne a los hijos, independientemente de los problemas entre ellos…
  • Acceso y participación de ambos padres es importante por el tiempo que los hijos lo necesiten….

Las Madres y Los Padres Solteros

“Tome al toro por los cuernos”, “Agarre la sartén por el mango,” y
cuando se sienta “Entre la espada y la pared” o navegando “Contra viento y marea,”
no se rinda, pues “Lo que mucho vale, mucho cuesta,”
pero “Cuando una puerta se cierra, otras se abren.”

Una encuesta nacional reciente reveló que el 37% de los niños en los EEUU nacen fuera de una familia tradicional en la que el padre y la madre están casados. El porcentaje es aún más alto cuando se trata de niños Latinos. Muchos de estos niños crecerán en un hogar monoparental, es decir, encabezado por una madre o un padre sin pareja.

Diversas situaciones crean hogares con sólo un padre de familia, sea en el caso de madres solteras, de separación o divorcio, de la muerte de la pareja, de adopción por personas solteras, por enfermedad o discapacidad, servicio militar, encarcelamiento, por asuntos laborales, o por las separaciones que forman parte de las circunstancias de la familia inmigrante.

Si la crianza infantil en estos tiempos y en estas tierras no es nada fácil, es más difícil aún para aquellos quienes no cuentan con la compañía y el apoyo de una pareja. Muchas madres y padres solos sienten culpa porque sus niños no tengan lo que le ofrecería una familia con ambos padres. A menudo los niños se sienten responsables de la ausencia del padre o la madre, y frecuentemente los mayores asumen el papel del padre o la madre ausente, lo cual no les corresponde.

Ser madre o padre soltero representa una doble responsabilidad y requiere energías dobles. Estos enfrentan los mismos deberes y presiones de otros padres, pero sin la ayuda de un compañero.

He aquí unas 10 guías para madres y padres solteros:

1. Tenga cuidado con las complicaciones que puede acarrear la Sobrecarga, la Soledad, la Desesperanza y la Desesperación.
2. En la crianza de sus niños, evite el Perfeccionismo, la Sobreprotección, la Omnipotencia, y la Impotencia.
3. Evite conformarse con cualquier pareja con tal de acompañarse u ofrecerle una figura paterna o materna a sus niños.
4. Evite depender de los niños mayores como acompañantes o confidentes.
5. Lidie sanamente con los sentimientos de culpabilidad y de enojo que puedan sentir usted y sus niños sobre el padre o la madre ausente.
6. Responda clara y sensitivamente a las preguntas de sus niños sobre el padre o la madre ausente.
7. Comparta y delegue sus responsabilidades con otros adultos.
8. Saque tiempo personal para socializar y divertirse con otros adultos.
9. Infórmese sobre recursos comunitarios, tales como guarderías subvencionadas.
10. Procure ayuda profesional de psicólogos y consejeros si usted o sus niños la necesitan.

Madres y padres solos, cuando sientan sobrecarga, soledad, o desorientación, procuren descanso, apoyo, y orientación. Recuerden que, con más razón, sus niños les necesitan fuertes y saludables de cuerpo, mente y corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*