Cuidado de uñas consejos de manicura. Vestirnos y hacernos un bonito maquillaje para alguna ocasión especial es una tarea no muy complicada, pero te das cuenta que toda tu imagen podría verse arruinada si tenes las uñas mal cuidadas.

Pues que esto no te mortifique mucho pues a muchas mujeres les ha sucedido, pues hacerse la manicura todas las semanas es algo difícil y además puede resultar algo costoso.

La manicura incluye toda una serie de cuidados para nuestras uñas que son un elemento indispensables si deseamos disfrutar saludables y bonitas unas uñas.

Cuidado de unas consejos de manicura

Cuidado de uñas consejos de manicura

Los especialistas afirman que una buena manicura y pedicura deben durar unos 15 días; sin embargo, debido a los trabajos del hogar pueden acortar los períodos a una semana, pues el esmalte se deteriora mucho más rápido que en aquellas personas que se dedican a labores de oficina.

En cuanto a los tratamientos especiales con hidratación o parafina, entre otros, la frecuencia puede ser de una vez al mes, para cubrir las necesidades de la piel a nivel profundo y mantener la buena apariencia de la zona por períodos largos.

Tratamiento completo de manicura

Un tratamiento completo de manicura que siga los siguientes pasos ayudará a mantener cuidadas las uñas y completar el aspecto general de cada persona. Comprende varios y diferentes preparados cosméticos relacionados con la limpieza, preparación y decoración.

  • Quitaesmaltes: primero quitar el esmalte presionando las uñas con un algodón empapado. Seguidamente retirar el algodón arrastrando todo el esmalte. Es mejor de una sola pasada.
  • Lima: en segundo lugar limar dando la forma más adecuada para cada tipo de uña. Es recomendable suavizar el borde libre al finalizar, limando de arriba a abajo y de abajo a arriba para evitar que se descamen las uñas.
  • Cutículas: seguidamente tratar las cutículas. Aplicar crema para cutículas (producto de naturaleza alcalina líquida o en emulsión cremosa, el más usual es el hidróxido potásico del 2-5 %) en la zona de la lúnula y en poca cantidad. Dar un masaje sobre las uñas repartiendo el producto por todos los bordes. A continuación empujar ligeramente la cutícula hacia dentro mediante un palito de naranjo dando forma a la uña. Luego sumergir los dedos durante un instante en agua tibia para eliminar el producto. Nunca deben cortarse las cutículas de lo contrario crecerían mucho más fuertes y duras. Esto es básico para una buena manicura.
  • Revitalizar: en cuarto lugar aplicar un revitalizador para regenerar y favorecer el crecimiento sano de las uñas, dando un ligero masaje con el producto hasta su total absorción. De esta forma la uña adquiere resistencia y elasticidad
  • Fortalecer: en quinto lugar fortalecer las uñas aplicando un endurecedor de uñas.
  • Aplicar esmalte: para finalizar nuestro tratamiento de manicura aplicaremos el esmalte con tres pinceladas. Primero una en el centro y luego a ambos lados desde la base hasta la punta. Para obtener un buen resultado primero una capa fina y luego otra capa ni demasiado gruesa ni demasiado fina teniendo paciencia para dejar secar la primera.

La elección del tono de las uñas

  • La elección del tono de las uñas, es el ultimo paso de nuestra manicura, y es una cuestión de gusto, los tonos naturales, discretos, que siguen las variaciones de la carnación natural (marfil, blanco, mate, beige, rosa claro) resultan favorables en todas las uñas.
  • La gama de beige y todos los blancos están en perfecta armonía con las pieles blancas.
  • Los rosas pálidos favorecen a las pieles mates u oscuras.
  • Los transparentes son soberbios pero sólo sobre uñas impecables; si no, es mejor elegir el beige.
  • Los rojos vivos valorizan las pieles muy blancas o las francamente mate.
  • Los rosas destacan sobre pieles ligeramente morenas.
  • Los tonos Burdeos se adaptan mejor a las uñas cortas y cuadradas.
  • Los nacarados hay que utilizarlos con cuidado porque pueden llamar mucho la atención.
  • Los tonos ciruela deben ponerse sobre uñas cortas y pieles blancas.
  • Los tonos muy oscuros deben ir sobre uñas cortas y mejor sobre piel clara. El negro, un color marginal en los esmaltes de uñas, debe reservarse para momentos muy especiales.

Manicura en perfecto estado

  • La forma y el tamaño de las uñas se pueden corregir muy ligeramente con la lima y el esmalte.
  • La base es indispensable, incluso bajo un esmalte transparente, para proteger las uñas y fijar la laca.
  • La laca seca en unos minutos, pero no está totalmente hasta pasados 30 minutos.
  • Los aceites esenciales, algunos jabones y algunas cremas de manos pueden oscurecer el tono.
  • Después de la segunda capa, pasar el pincel por el borde de cada uña y hacer lo mismo con el fijador.
  • Los largos baños calientes no son buenos para las uñas, ya que deshidratan.
  • Los cepillos de uñas deben tener las cerdas rígidas para limpiar bien las bacterias y no separar el borde de la uña.
  • El esmalte de uñas no se debe secar jamás al sol, ni sobre un foco de calor, ya que provoca que se levante enseguida y que la base se vuelva amarilla.
  • No hay que aplicar la laca de uñas justo antes ni después del baño porque la humedad, como la grasa, impide su adherencia.
  • Para secar el esmalte instantáneamente, pasar los dedos por el grifo del agua fría unos minutos después de aplicarlo.
  • Si el color desborda en la piel, presionar con un bastoncito de algodón impregnado de desmaquillante justo en la mancha.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*