Consejos para no engordar en navidad. Ana Bellón, nuticionísta de profesión nos trae algunos buenos consejos que nos ayudarán a evitar ganar unos kilos en esta navidad.

Siempre que deseemos bajar de peso, es importante saber si el exceso de peso que tenemos es real o no. A medida que vamos envejeciendo, nuestro organismo se vuelve cada vez más graso y menos magro, nuestro metabolismo basal disminuye  y solemos engordar aproximadamente 1 kilo por década.

Por  eso, muchas veces, cuando tenemos 40 años, deseamos al peso que teníamos a los 20, en realidad aunque pesemos pesemos más, no es que nos estén sobrando kilos e intentar bajar de peso puede ser tarea muy difícil y algo no conveniente.

Rutinas para no engordar

Si hemos estado de viaje por vacaciones o luego de las fiestas navideñas y hemos ganado algún kilo demás, estos podemos perderlo de manera sencilla. Lo primero que hay que saber es que esos kilos que ganamos en poco tiempo no son de grasa el 100%, sino que hay mucha agua de agua de por medio.

Consejos para no engordar en navidad

Consejos para no engordar en navidad

Por eso debemos volver lo más rápido posible a nuestra rutina del día a día, hacer las 5 comidas, beber sólo agua, quitarnos el pan y las féculas ( pasta, arroz y legumbres) de las principales comidas unas 2 semanas, controlar el aceite que usamos para cocinar ( máximo 2 cucharadas de aceite de oliva por día) y hacer ejercicio o aumentar nuestra actividad física del día a día. Con estas sencillas pautas será fácil volver a nuestro peso anterior al viaje, vacaciones o navidades.

No existen vacunas contra la obesidad

Si ya tenemos un exceso importante de más tiempo de evolución lo ideal es que nos pongamos en manos de un profesional que nos asesoré sobre si los podemos perder sólo con una dieta hipocalórica o por el contrario si nos sobran muchos más kilos hacer una dieta más estricta y controlada que obligue a nuestro organismo a quemar grasa preservando siempre la masa muscular.

Cualquier dieta de pérdida de peso tiene que llevar en su programa una reeducación alimentaria que nos enseñe a cambiar nuestros hábitos alimentarios y a incorporar el ejercicio físico en nuestro día a día. Si tras la pérdida de peso por haber hecho a rajatabla lo que nos mandan, volvemos a los hábitos de vida anteriores al momento en el que nos hemos puesto a dieta , el fracaso estará asegurado, pues ninguna dieta es una vacuna para la obesidad.

Alergias y dietas peligrosas

En el caso de los pacientes alérgicos siempre hay que evitar el alimento que nos produce la alergia, ya que nos puede producir un shock anafiláctico. Cosa diferente es si tenemos intolerancia a algún alimento. Podemos ir incorporándolo a nuestra dieta en pequeñas cantidades para ver si de esa forma lo toleramos y no tenemos que prescindir de él.

Nunca debemos hacer una dieta basada en un único alimento o en un ayuno completo, pues puede estar en peligro nuestra salud, y además nos hará perder peso de manera poco saludable pues no perderemos grasa y sí agua y masa muscular. Una vez que volvamos a comer de todo engordaremos todo aquello perdido y generalmente más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*